¿Cómo lijar una pared?

¿Ha llegado el momento de restaurar las paredes de su casa?

¿Quiere hacerlo usted mismo en lugar de recurrir a una empresa especializada?

A continuación, puedes seguir nuestros consejos sobre cómo lijar una pared, pero de forma más general veremos todos los pasos que tienes que hacer incluso antes de pensar en el lijado (ya que tienes que proceder primero a la preparación y al paso de la masilla). Y al final del artículo también te daremos algunos consejos de compra, por si no tienes una lijadora.

Rejuntar y lijar una pared: esto es lo que hay que hacer

En primer lugar, hay que llevar el equipo adecuado. Por tanto, gafas para proteger los ojos y mascarilla para proteger la boca (para evitar inhalar el polvo que se producirá durante el lijado).

Entonces siempre es bueno llevar una camisa de manga larga y pantalones.

Puede parecer superfluo decir esto, pero teniendo en cuenta que a veces se olvidan hasta las cosas más obvias, vamos a decir que la habitación no debe tener muebles (por lo que, si es posible, podrías trasladarlos a otra habitación) o los muebles deben estar cubiertos con periódicos o telas.

La razón por la que tendrás que hacer esto es, por supuesto, para protegerlos del polvo. Aunque la mayor producción de polvo es con el lijado manual, mucho menos con la lijadora (y luego veremos por qué).

Y ahora veamos lo que necesitaremos durante el relleno y lijado de la pared:

  • Lijadora de pared
  • Relleno de pared
  • Yeso o mortero
  • Espátula con o sin mango
  • Cincel
  • Vaporizador
  • Papel de lija fino
  • Periódico

Ahora los pasos a seguir:

  • Limpiar los agujeros: si hay agujeros en la pared hay que limpiarlos con el cincel (hay que quitar los restos).
  • Humedezca la zona interior y exterior de la pared a enlucir: para ello deberá utilizar el vaporizador.
  • Rellena los agujeros con trozos de papel: arranca algunos trozos de papel de periódico y forma bolitas (presionándolas bien) e introdúcelas en los agujeros.
  • Humedecer la masilla y rellenar los agujeros: para humedecer la masilla basta con trabajarla con la espátula. También hay que pasar la masilla en las zonas cercanas a los agujeros. Todo debe estar nivelado con la superficie (utilice la espátula sin el mango).
  • En caso de agujeros grandes, utilice mortero o yeso con agua añadida.
  • Rejuntar también las partes cercanas a los agujeros: utilizar siempre la espátula para nivelar.
  • Espere a que la superficie se seque.
  • Empezar a lijar: Se recomienda utilizar una lijadora con aspirador o conectarla a un aspirador, para reducir drásticamente el polvo producido.

¿Qué lijadora de pared necesito?

Después de ver los sencillos pasos para lijar la pared, sólo queda elegir la lijadora adecuada. Existen diferentes tipos en el mercado y, sin duda, los más relevantes para este propósito son las lijadoras de jirafa. Disponen de un mango alargado y telescópico para facilitar el lijado incluso de las partes más alejadas de una pared (ya no hace falta la escalera).

Y estas son las lijadoras que recomendamos comprar. Entre ellas, para el uso de aficionados, sugerimos la Einhell tc dw 225 y la Vigor Vls 225.

Deja un comentario